Serie superficies; la piel

$749,000 IVA incluido

1 disponibles

Report Abuse
Categories:, ,

Descripción

Temple a la  caseina, aceites, pigmentos orgánicos, cargas,  imprimante acrílico. Todo sobre madera.

Dimensiones: 35X50 cm

isidro-blanco

El Sentido del Sentir de la Obra.

 

Cuando inicié esta serie de trabajos, quise acariciar el fondo, otorgando a cada uno de los materiales un lugar sincero y sin presunciones; un lugar sólo cobijado por labelleza amable. Siempre en la búsqueda de la forma orgánica; del tejido, del corte, de la planta. De la forma de la tierra, de las capas, de la roca. De la expresiónmisma de la vida, del mundo.

Ahora bien, no puedo presumir que el trabajo desarrollado sea algo que le otorgue la felicidad alespectador. Esto sería mi secreto, sería planear la bondad de golpe. En su lugar quiero la liviandad, quiero el trabajo alegre y generoso; quiero que al silencio entristecedor se imponga el silencio amable, la confianza, la armonía de la unidad; quiero que el dolor y el sufrimiento se soporten en aras de una experienciaesclarecedora. Un trabajo que quiere agradar más allá del desamparo, iluminar en medio de la oscuridad y la confusión; que haya algo de la bondad, del amor humano, algo no otorgado pero que aquí yace esperando un corazón dispuesto, abierto a su encuentro; que brote la chispa de luz, la felicidad agradecida.

Grande sería en verdad poder diseñar el aliento y el ánimo por la vida, poder transcribir los momentos plenos en un retablo. Si por cada regalo del asombro se desdeñara un recuerdo infeliz y se llenara de verdad y belleza; si por cada atributo el pincel trazara una líneainfinita que nos llevara al encuentro; describiría la verdad plena y el abrirse al bien. Hay que transmitir la vida, llenar la belleza de verdad y descubrir el encanto de la claridad.

Mi trabajo se organiza de la siguiente forma: yo no imito las cosas, hago lo que siento de las cosas, de los mundos, en este caso sería el mundo vegetal. Hago lo que siento del mundo vegetal, su contenido, aquello que se une al mundo vegetal, su belleza, su bondad, su verdad; su fuerza, su equilibrio, los sentimientos que provoca, sus problemas. Es la única forma en que adquiere un contenido. Para verlo en forma poética sería el Zen de este mundo, la poesía implícita.
Todo lo hago para elevar el objeto no hundirlo, ver la verdad, belleza y la bondad del objeto, del mundo. Solo atraves del hombre estos mundos se elevan o se hunden.
En el caso de los problemas sería el mal manejo de este mundo vegetal, la destrucción que ha llevado la codicia del hombre y por consiguiente la destrucción de todos los mundos unidos a este mundo vegetal, el material, el animal, el humano.

En otros casos distintos de el mundo vegetal sería si leo un ensayo, por ejemplo las confesiones de Rousseau; hago un objeto, hago bocetos del objeto y lo creo, creo algo de la nada. Hago una caja con distintas láminas unidas; que representa la caja, a Rousseau; que representan las láminas las evocaciones de su nana , la vivencia de su nana, lo unido a ella. Es repetir la nana, expresar su contenido, no su palabra , no su significado, sino su contenido.

Utilizo muchos medios para expresarla: carbón, grafito, temple, batik ,aceites, gomas, acrílicos, medios digitales.

Más productos de isidro-blanco

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Serie superficies; la piel”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas y respuestas

No has iniciado sesión