Instrucciones para pintar

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 

¿Empezando a pintar?

Pintar es una experiencia muy bonita para explorar nuestra creatividad y salir un poco de nuestra zona de confort probando nuevas cosas. Así que para comenzar te recomendamos que te sueltes, que confíes en la pintura y que te dejes llevar en este proceso de conocerla.

Va a sonar chistoso, pero pintar y crear es como una conversación. Sí, una conversación. Es una conversación con un amigo, con alguien que estás conociendo, así que disfruta el “error”, disfruta que la pintura a veces no haga lo que tu quieres que haga, porque eso es también parte fundamental del proceso creativo, aquí no es el 1 + 1 = 2 hay un infinito de respuestas y solo tu en tu proceso las encontrarás. 

Ahora, ponte ropa cómoda (que si se mancha no pase nada), puedes despejar un espacio de tu casa y poner papel periodico o de reciclaje debajo para proteger la superficie, ten un vaso con abundante agua y un trapo que puedas manchar, esto último lo utilizaremos para limpiar los pinceles y así poder cambiar de color si necesitamos. Algunas personas prefieren usar papel de cocina, pero como artistas y personas interesadas en cuidar el medio ambiente te recomendamos una toalla vieja o camiseta vieja, así absorbe aún más y puedes volver a utilizarla cada vez que pintes. 

Sobre la pintura que vamos a utilizar 

Hay diferentes tipos de pinturas y en este caso utilizaremos la pintura acrílica. Esta pintura es a base de agua y su cualidad es que seca relativamente rápido. Otra de sus cualidades es que podemos mezclar fácilmente sus colores para así experimentar más. 

Los colores ¿cómo mezclo los colores? 

El mundo de los colores es muy amplio, con solo tres primarios blanco y negro puedes crear una gama completa y una paleta muy variada es tan fácil que no lo podrás creer. 

Primero es importante saber que existen los colores fríos y los cálidos 

Cálidos: Amarillo,Anaranjado, rojo, Fucsia

Fríos: Azul, Verde, Violeta 

Neutros: Blanco, Negro 

El blanco y el negro por lo general, se usan para crear luces y sombras en las pinturas: puedes usarlos también para aclarar y oscurecer. 

Te recomendamos usar el blanco para aclarar y crear luces; y el negro para oscurecer o crear sombras 

Los colores Primarios son los colores que no podemos obtener a partir de la mezcla de otros colores. Es imposible crear un amarillo, rojo o azul a partir de la mezcla de otros colores. Sin embargo estos tres colores nos permiten crear una infinidad de tonos dependiendo de la las cantidades que usemos de cada uno de ellos. 

Los colores verde, morado y anaranjado son considerados como colores secundarios, estos tres colores son el resultado de la mezcla de dos colores primarios en la misma cantidad. Por ejemplo, si quieres crear un “verde limón” deberas mezclar azul y amarillo pero con mayor cantidad de amarillo. Lo mismo sucede con el morado y el anaranjado, que sea más brillante u oscuro, depende de la cantidad de los colores primarios que apliques. 

Antes de pintar te recomendamos hacer varias pruebas y experimentos, pues en la pintura el mejor consejo es aprender haciendo

Y si los colores denotan emociones y transmiten sensaciones 

¿es posible que nuestro color favorito no sea fruto del azar sino una extensión de nosotros mismos? 

Blanco: Su significado se asocia a la paz, pureza, fe, alegría y pulcritud. ayuda a alejarse de lo sombrío. si se combina con un color como el negro o azul refleja autoridad y elegancia. 

Gris: Su significado se asocia a la segurudad, es menos autoritario que el negro o el azul, da una impresión de profesionalismo, discreción y neutralidad 

Negro: Tradicionalmente el negro se relaciona con las oscuridad, dolor, formalidad, solemnidad. Este color denota poder, misterio, estilo. Se debe usar en cantidades pequeñas. 

Rojo: Es el color del fuego y de la sangre también es el color de la fuerza y la vida. este color ejerce una influencia poderosa sobre el humor de los seres humanos por su gran poder de contraste. 

Azul: Este es el color más sobrio de los colores fríos el azul abre la mente y brinda paz y tranquilidad se le atribuye al poder, por lo que es recomendable combinarlo con colores cálidos para lograr un equilibrio. 

Anaranjado: Es un color incandescente y brillante que estimula la vitalidad, diversión y movimiento. se relaciona con la comunicación, el equilibrio, la seguridad y la confianza.

Amarillo: Es el color de la liz del sol genera calor, provoca el buen humor y la alegria.

¿Y ahora qué?

Ya que tienes una idea de cómo se mezclan los colores, cómo funcionan entre sí, lo único que queda es que cojas tu paleta, tus pinceles, tu lienzo y tus ganas de crear y ¡Manos a la obra! 

Empieza por echar un poco de pintura de cada color para que empieces a jugar con las mezclas, lo recomendable es que sea casi como un suspiro o un merengue en la paleta. Lo que puedes hacer es ponerlos hacia la parte de afuera, separados entre sí y vas haciendo tus mezclas hacia el centro de la paleta. Si no quieres ir directo al lienzo, está bien, prueba primero tu color en un papel y cuando estés seguro, al lienzo. De igual manera recuerda, es un proceso de conocer la pintura y conversar, la magia está en el proceso y donde más disfrutarás.

Así que sin más preámbulo ¡Empieza! ¡Manos a la obra!

¿Necesitas ayuda? Escríbenos