Blog

5 grafiteros actuales que dejan en alto al arte urbano

Lo que llamamos graffiti, “rasguño” en italiano, es lo mismo que en la edad antigua se conocía como pintura rupestre: marcas escritas o dibujadas en diferentes paredes.

“Rayar las paredes” puede sonar como algo que tu tía diría para designar despectivamente a una tradición que viene desde tiempos muchos más antiguos que ella. De hecho, lo que llamamos graffiti, “rasguño” en italiano, es lo mismo que en la edad antigua se conocía como pintura rupestre: marcas escritas o dibujadas en diferentes paredes, generalmente del espacio público, que transmiten un mensaje a la comunidad, funcionan como protesta o son una forma de decorar y llenar de arte cada lugar. 

Sin embargo, el graffiti como lo conocemos ahora: una parte intrínseca de la ciudad, solo alcanzó este estatus hasta los años 70, cuando en Nueva York la cultura del Hip Hop y del arte se encontraron en el ambiente urbano. Realizado con rotuladores y pintura, este tipo de street art empezó a llenar Nueva York desde el metro subterráneo hasta llegar a todas las calles. Dos de sus mayores precursores fueron Keith Haring y Jean-Michel Basquiat, Neoyorquinos de nacimiento y creadores del tipo de graffiti que después evolucionó a una forma de arte popular.

Haring empezó a plasmar sus dibujos en el subway, siluetas de figuras humanas y animales que empezaron como un performance y se convirtieron en su marca personal. Tanto así que Haring llegó a crear su propia tienda temporal, o lo que ahora conocemos también como pop shop, donde no solo vendía sus diseños sino productos derivados de él, como mugs y camisetas. Pero además de su visión comercial del arte y de sus relaciones con los círculos de la cultura popular americana de la época, una de las características que hicieron de Haring uno de los mejores exponentes del graffiti, como forma de expresar y comunicar a través del arte, fue su papel como activista en diversas causas socio políticas, en especial dentro de la comunidad LGBT+, a la que pertenecía.

Por su parte, Basquiat comenzó haciendo graffitis a dúo con la firma de SAMO y su corona insignia. Con su arte hacía una forma de protesta de la sociedad de la época a partir de mensajes sarcásticos y posteriormente dibujos significativos relacionados de cerca con su ascendencia haitiana, puertorriqueña y afro. Por eso, es común ver en sus obras, las que hacía en la calle y las que después lo llevaron al mundo de las galerías de arte, figuras afroamericanas de alta importancia que el mismo Basquiat coronaba por medio de su creación.

En latinoamérica, el graffiti no puede ser separado de una forma de arte que surgió en el México del siglo XX con la revolución mexicana: el muralismo. Los murales de artistas como Diego Rivera y José Clemente Orozco expuestos en las paredes más significativas de México DF mostraban los ideales de la revolución y buscaban educar al pueblo sobre la historia mexicana.

La unión de causas sociales y arte, ideales del muralismo y del graffiti, continúa en la actualidad pero con mucha más popularidad que antes. Ahora no es extraño ver obras de arte tan complejas como las de los museos elaboradas en las paredes de todas las grandes ciudades, ya no solo como firmas de personas anónimas sino también como pinturas únicas que surgen en la volatilidad de la ciudad y después son reemplazadas de igual forma. Esta aceptación cada vez más amplia del arte urbano ha llevado no solo a que se expanda sino a que se comercialice más fácil, tal como lo aprovechó Haring en su tiempo. Por eso, ya no es extraño pensar en el graffiti como arte urbano y en sus creadores como artistas reconocidos.

La unión de causas sociales y arte, ideales del muralismo y del graffiti, continúa en la actualidad pero con mucha más popularidad que antes.

Entonces, la próxima vez que tu tía se queje de cómo rayan las paredes, puedes darle una lección de historia, con el ejemplo de estos artistas famosos que vamos a presentar a continuación y que han comenzado en las calles pero han llegado a ser ampliamente reconocidos por sus rayones:

5. El Pez

Este artista urbano, nativo de Barcelona, descubrió que lo que conecta a todo el mundo sin importar los idiomas es sonreír. Así nació su icónica firma: un pez sonriente que recorre el mundo en pequeñas paredes o en murales enteros que no solo se quedan en España sino que llegan también a las principales ciudades de latinoamérica. Pez todavía nada entre las calles y las paredes, pero también tiene su propia tienda con su firma y ha tenido contratos con grandes empresas para crear diseños únicos o murales especiales.

4. Ceroker

Colombiano de nacimiento y crianza, Camilo Ernesto Gordillo mejor conocido como Ceroker ha desarrollado un estilo particular que se puede observar en varias de las calles de Bogotá. Comenzó en su adolescencia dibujando en su barrio cosas sencillas. Su estilo, sin embargo, ha cambiado a lo largo del tiempo y ahora trata un plano 2D con paletas de colores únicas que le dan su firma particular. Generalmente planea sus diseños y después los plasma en grandes muros con ayuda de más personas, porque considera que ser artista urbano de grandes superficies es un trabajo que no tiene que hacerse solo. Así llena los espacios locales de colores y rostros cercanos pero novedosos cuando se presentan en el estilo de Ceroker.

3. Eduardo Kobra

Comenzó en las calles de Brasil con graffitis que no solo iluminaban los diferentes barrios del país con colores, sino que también mostraban las caras de las personas de cada comunidad de una forma única. Gracias a sus grandes murales, el arte de Kobra permite hacer una crítica social mientras ayuda a las comunidades donde pinta. El uso repetido de rostros también crea una sensación de una obra que mira e impide que quien la observa sea indiferente. Así, sus murales responden e interpelan la vida de cada persona que transita la ciudad, lo que hace que se conviertan en parte indispensable de cada micro sociedad.

2. Vhils

Artista portugués que supo interpretar de manera cercana el origen de la palabra graffiti, ya que sus intervenciones en las paredes son rasguños literales que al final generan obras de arte a partir de quitar pedazos de la superficie que trabaja. Vhils destruye para crear, y así la ciudad se vuelve su materia prima, su inspiración y quien impone las reglas al momento de producir su arte. El contraste que logra conseguir a partir de esto es lo que genera paredes con rostros únicos, creados completamente con lo que lo rodea. Haciendo que cada mural sea una respuesta a la vida cotidiana de cada comunidad.

1. Banksy

Banksy rescata la idea de Haring del graffiti como performance mientras conserva un aire crítico que hace que cada nuevo graffiti responda a un suceso específico en la sociedad.

No es de extrañar que uno de los grafiteros más conocidos en la actualidad sea Banksy, cuya presencia efímera y anónima no solo ha generado un gran misterio, sino que le ha permitido realizar graffitis intrépidos en lugares inesperados y con mensajes satíricos contra la sociedad y la política actual. Tal vez es este aire de misterio lo que hace de Banksy uno de los mejores exponentes del arte urbano, no solo porque conserva todas las características claves de su origen: escritura y dibujos con un mensaje y una idea de protesta detrás, sino porque su interés en el público es tan alto que ha hecho que el arte clásico se interese más en el arte urbano y su valor comercial. Banksy rescata la idea de Haring del graffiti como performance mientras conserva un aire crítico que hace que cada nuevo graffiti responda a un suceso específico en la sociedad.

Es por esto que Banksy es la muestra perfecta de la unión del arte con la vida cotidiana. Ninguno de sus graffitis es hecho al azar o sin un significado particular para sus espectadores. Por el contrario, los mensajes de sus stencils son tan fuertes que generalmente causan revuelo cuando aparecen y terminan por interactuar con la vida de cada persona que habita el área urbana. Adicional a esto su carácter de anonimato hace dudar del carácter de autoría de arte y al despersonalizarlo lo hace más colectivo, por eso no es extraño sentirse más aludido por su arte, porque así como no es de nadie, puede ser de todos.

Su misma elección del stencil como herramienta para realizar sus graffitis responde a la relación que todavía tiene el arte urbano con las autoridades que en muchas ciudades lo consideran ilegal. Usar stencils permite hacer los dibujos más rápido y así evitar ser capturado infraganti. Todo esto hace de Banksy la definición propia del arte urbano, esa contradicción entre el interés de la mayoría de la gente, su potencial comercial y la paradoja de que todavía sea un tipo de arte fugaz e ilegal, que intenta decir verdades incómodas mientras decora la ciudad e interactúa con sus habitantes.

Todo esto hace de Banksy la definición propia del arte urbano, esa contradicción entre el interés de la mayoría de la gente, su potencial comercial y la paradoja de que todavía sea un tipo de arte fugaz e ilegal.

Tal vez, tu tía tenía razón y son solo rayones en las paredes. Rayones que han causado y continuado revoluciones, que han despertado la discusión pública, que han resaltado comunidades, embellecido otras, y que se han convertido en piezas únicas de arte que han llegado a participar del mercado del arte hasta generar unas de las ventas más altas en subastas especializadas. Son rayones, pero rayones que le ponen arte a nuestras vidas y que dan de qué hablar.

Graffiti Tour: Conociendo ciudades a través del arte

Resultan ser una forma única de conocer las ciudades más grandes del mundo desde sus rincones más artísticos, que hablan sobre su historia y sus comunidades de una forma que los espacios más turísticos a veces no llegan a hacerlo.

Un reto al momento de viajar está en encontrar formas de aprovechar el tiempo, mantenerse en presupuesto y conocer el lugar que se visita no solo desde sus espacios más turísticos sino desde sus costumbres locales. Para hacer de un viaje algo único es importante conocer los sitios a donde van sus habitantes, la cultura que lo rodea y las personas que conocen sus secretos más que cualquier agencia turística.

Cuando a esto se le suma como destino una ciudad famosa, tan grande como la cantidad de sus habitantes, se vuelve casi imposible lograr todo lo anterior. Entonces, no es una sorpresa el surgimiento y la popularidad creciente de los Graffiti Tours que brindan un recorrido por lugares no tan conocidos de cada ciudad, y una apertura cultural al lugar mediante una inmersión en el arte local de forma breve y económica. Resultan ser una forma única de conocer las ciudades más grandes del mundo desde sus rincones más artísticos, que hablan sobre su historia y sus comunidades de una forma que los espacios más turísticos a veces no llegan a hacerlo.

Los Graffiti Tour nacieron como una forma de rescatar el arte local y a artistas urbanos que se encargan de embellecer los lugares más grises de los paisajes citadinos. Generalmente se realizan a pie o en bicicleta y son encabezados por personas con conocimiento sobre los graffitis que muestran y sus historias. Junto a descripciones del estilo y una inmersión en la cultura del lugar que se visita, los guías llevan a sus participantes por calles locales que hablan más que cualquiera de ellos.

Por eso, a continuación traemos los mejores Graffiti Tours de 5 de las ciudades más turísticas del mundo y los 2 más importantes de Colombia. Para que en sus próximas vacaciones pueda conocer estos lugares desde lo que cuentan sus artistas callejeros:

1. Berlín

Arte de Stinkfish.
Fuente: http://www.ekosystem.org/photo/933775

La capital de Alemania contiene tantos tipos de street art como personajes con historias. Sus calles se pintan de artistas locales como El Bocho y Number 6 Guy, hasta reconocidos artistas de Europa y América Latina como Stinkfish y BLU. Recorrer las calles de Berlín explorando las diferentes muestras artísticas que ofrecen sus graffitis modernos no solo permite descubrir la historia de la ciudad sino también sus visiones políticas y su sociedad cambiante. 
Free Tours by Foot ofrece diferentes opciones para recorrer Berlín explorando sus graffitis de forma individual según las indicaciones que ofrece la página. Así, se pueden explorar los barrios con mayor presencia del arte urbano como Friedrichshain y Dircksenstrasse, sin olvidar el East Side Gallery que conserva obras de arte inspiradas o que hicieron parte del ya destruido Muro de Berlín, y que todavía expresan muchas de las protestas políticas que acompañaron al muro cuando permanecía intacto.

Arte de El Bocho.
Fuente:  https://elbocho.net/tag/berlin/

2. Tel Aviv

Arte de Dede.
Fuente:
http://www.brooklynstreetart.com/theblog/wp-content/uploads/2013/04/brooklyn-street-art-Dede-yoav-litvin-tel-aviv-04-13-web-9.jpg

Israel tiene en sus calles muestras de arte que expresan su cultura e historia social y política. Así lo muestra el Graffiti Tour que ofrece Tourist Israel, que lleva a sus participantes en un recorrido guiado por lo mejor del street art de la ciudad en calles populares y también escondidas de Tel Aviv. Una forma única de acercarse a la ciudad y a su comunidad descubriéndola a través de su arte. El tour empieza en el barrio Florentín, ideal por su cercanía con grafitis de nativos de Tel Aviv como Dede y MAS 972.

Arte de MAS 972.
Fuente: https://www.urbacolors.com/en/photo/56e423a3d458f92ad2b39148

3. Nueva York

Arte de Bushwick Collective.
Fuente: https://www.reddit.com/r/Graffiti/comments/9vccb3/at_the_bushwick_collective_brooklyn/

Además de haber visto nacer al graffiti como lo conocemos ahora, con artistas reconocidos como Haring y Basquiat, esta ciudad es el espacio de gestación de múltiples artistas urbanos que encuentran en sus calles el lugar perfecto para darse a conocer. Por esto, una visita a la gran manzana requiere pensar en hacer al menos uno de los casi cientos de Graffiti Tours que ofrecen los diferentes sectores de Nueva York. Free Tours by Foot recoge en su página los mejores Tours para descubrir el street art de la ciudad en Brooklyn y Manhattan, así como algunos talleres sobre graffiti que también pueden interesar a quienes quieran aprender más sobre este tipo de arte.

Los Tours incluyen información sobre el contexto y la historia de los diferentes graffitis, algunos acompañados de artistas que explican las diferencias entre los diversos tipos de arte urbano y la forma en que este arte interactúa con la ciudad y sus habitantes. Durante el recorrido, los participantes del tour podrán ver street art de Skewville, Fumero, Buff Monster y el Bushwick Collective, que recoge arte de los mejores grafiteros en una de las mayores áreas industriales de Brooklyn. Esta es una forma única de conocer lugares no tan populares de Nueva York que atraen cada vez a más artistas a sus calles, y con esto a más viajeros que quieren explorar la ciudad de formas nuevas.

Arte de Skewville.
Fuente: http://www.brooklynstreetart.com/tag/street-files-biennial/

4. Sao Paulo

Arte de Kobra.
Fuente: Fotografía de Rom Levy https://streetartnews.net/2014/02/eduardo-kobra-thinker-sao-paulo-brazil.html

En el corazón de Sao Paulo se encuentran las mejores expresiones del arte urbano de la ciudad. Brasil es conocida por ser la cuna de varios artistas del graffiti reconocidos en el momento, como Kobra y Os Gemeos, por eso no es de extrañar que Sao Paulo, una de sus superficies urbanas más grandes, sea el lugar perfecto para explorar esta faceta artística del país.

Concrete Jungle Walking Tours es consciente de lo anterior y por esto ofrece un Tour del Graffiti enfocado en el centro de la ciudad. Su recorrido a pie de casi dos horas incluye a la calle Republica y a la avenida Sao Joao. Durante el recorrido el guía habla de la historia del street art en Brasil y de la vida de sus artistas en la ciudad, sin olvidar la forma en que su arte interactúa con todos quienes transitan las calles en que se encuentran.

Arte de Os Gemeos.
Fuente: Fotografía de Duncan Cumming http://www.duncancumming.co.uk/photo.cfm?CFID=8b33b295-6d6e-4164-a555-4f716e531b26&CFTOKEN=0&photo=5919

5. Londres


Fuente: Fotografía de Alex Lacey https://www.guidelondon.org.uk/blog/around-london/top-10-facts-about-street-art-in-london/

No hay mejor lugar que la capital de Inglaterra para conocer la historia actual del graffiti, ya que se presenta como el escenario de uno de los artistas más interesantes y misteriosos del arte urbano: Banksy. Un viaje a Londres quedaría incompleto sin al menos poder ver uno de los graffitis realizados en stencil de este artista, y de paso otras muestras de arte de otros artistas que rodean la ciudad.

Para conocer a Londres desde el arte de sus paredes, Get Your Guide ofrece diferentes tipos de tours con opciones y precios de todo tipo. Unos enfocados en caminar otros en montar bicicleta, tours grupales o privados en el East End de la ciudad o lugares más escondidos. Las personas interesadas pueden escoger entre esta amplia oferta cuál se ajusta más a sus deseos o necesidades. Lo importante al momento de escoger es que el tour incluya al menos un graffiti de Banksy, ojalá adicional al tradicional de Pulp fiction en Old Street Tube Station.

Arte de Banksy.
Fuente: Fotografía de Bruce Krasting https://en.wikipedia.org/wiki/Pulp_Fiction_(Banksy)#/media/File:Banksy-graffiti-street-art-pulp-fiction_(7003771177).jpg

BONUS: Los 2 mejores Graffiti Tours en Colombia

1. Medellín

Fuente: https://la.network/graffitour-medellin-historia-estetica-e-identidad-de-la-comuna-13-galeria/

Colombia ofrece calles cambiantes con arte cada vez más grande y elaborado, que no solo conecta con lo que ocurre en la ciudad sino que también ayuda a embellecer barrios que por múltiples circunstancias habían sido olvidados. Este es el caso de la Comuna 13 en Medellín, antes conocida por sus altos niveles de criminalidad, ahora es el escenario de los mejores murales de arte urbano. La mayoría de sus artistas han surgido de sus mismas calles y han encontrado en el arte una forma alterna de habitar la ciudad.

El Tour que ofrece Toucan Cafe es guiado por los miembros del colectivo Casa Kolacho y ofrece una visión única de la esperanza y la oportunidad de paz que ofrece convertir al barrio en una oportunidad para crear. Además, el precio que se paga va directo al colectivo y contribuye a que puedan seguir creando arte en las calles de Medellín, lo que garantiza que además de observar el arte va a ayudar a que se cree mucho más.

2. Bogotá

Fuente: https://www.radissonred.com/blog/art/street-art-in-bogota/

La capital de Colombia se ha convertido en uno de los mayores exponentes del graffiti, no solo del país sino del mundo, con artistas locales de exportación y extranjeros que han decidido hacer de las calles colombianas parte de su arte. Por eso es posible encontrar arte de colombianos como Toxicómano, Ceroker, Green Amarilla y Dast, pero también de otros grafiteros reconocidos como Pez.

El lugar en Bogotá para ir a la fija en cuanto a las muestras más recientes de street art es La Candelaria, un barrio lleno de historia que recoge en sus calles el contraste de la arquitectura colonial y el arte urbano moderno. En Trip Advisor es posible encontrar las mejores ofertas de Graffiti Tours en la ciudad, generalmente a pie o en bicicleta. Además, quien da el tour acompaña a cada graffiti de historias y anécdotas sobre el significado que el street art ha cobrado en Bogotá. Definitivamente, es una forma única de comprender a la capital colombiana y a sus ciudadanos, que incluyen a los artistas locales que quieren dejar una huella en esta urbe de cemento.

Si es amante del arte, o lo es ahora tras leer las opciones de Graffiti Tours alrededor del mundo, ojalá que en su siguiente viaje aproveche y se atreva a conocer su destino mediante sus artistas y las obras que dejan plasmadas en la calle. Una idea única para disfrutar las vacaciones y explorar el mundo desde otra perspectiva: la del arte que habita en él.

Graffiti Tour: Conociendo ciudades a través del arte

Resultan ser una forma única de conocer las ciudades más grandes del mundo desde sus rincones más artísticos, que hablan sobre su historia y sus comunidades de una forma que los espacios más turísticos a veces no llegan a hacerlo.

Un reto al momento de viajar está en encontrar formas de aprovechar el tiempo, mantenerse en presupuesto y conocer el lugar que se visita no solo desde sus espacios más turísticos sino desde sus costumbres locales. Para hacer de un viaje algo único es importante conocer los sitios a donde van sus habitantes, la cultura que lo rodea y las personas que conocen sus secretos más que cualquier agencia turística.

Cuando a esto se le suma como destino una ciudad famosa, tan grande como la cantidad de sus habitantes, se vuelve casi imposible lograr todo lo anterior. Entonces, no es una sorpresa el surgimiento y la popularidad creciente de los Graffiti Tours que brindan un recorrido por lugares no tan conocidos de cada ciudad, y una apertura cultural al lugar mediante una inmersión en el arte local de forma breve y económica. Resultan ser una forma única de conocer las ciudades más grandes del mundo desde sus rincones más artísticos, que hablan sobre su historia y sus comunidades de una forma que los espacios más turísticos a veces no llegan a hacerlo.

Los Graffiti Tour nacieron como una forma de rescatar el arte local y a artistas urbanos que se encargan de embellecer los lugares más grises de los paisajes citadinos. Generalmente se realizan a pie o en bicicleta y son encabezados por personas con conocimiento sobre los graffitis que muestran y sus historias. Junto a descripciones del estilo y una inmersión en la cultura del lugar que se visita, los guías llevan a sus participantes por calles locales que hablan más que cualquiera de ellos.

Por eso, a continuación traemos los mejores Graffiti Tours de 5 de las ciudades más turísticas del mundo y los 2 más importantes de Colombia. Para que en sus próximas vacaciones pueda conocer estos lugares desde lo que cuentan sus artistas callejeros:

1. Berlín

Arte de Stinkfish.
Fuente: http://www.ekosystem.org/photo/933775

La capital de Alemania contiene tantos tipos de street art como personajes con historias. Sus calles se pintan de artistas locales como El Bocho y Number 6 Guy, hasta reconocidos artistas de Europa y América Latina como Stinkfish y BLU. Recorrer las calles de Berlín explorando las diferentes muestras artísticas que ofrecen sus graffitis modernos no solo permite descubrir la historia de la ciudad sino también sus visiones políticas y su sociedad cambiante. 
Free Tours by Foot ofrece diferentes opciones para recorrer Berlín explorando sus graffitis de forma individual según las indicaciones que ofrece la página. Así, se pueden explorar los barrios con mayor presencia del arte urbano como Friedrichshain y Dircksenstrasse, sin olvidar el East Side Gallery que conserva obras de arte inspiradas o que hicieron parte del ya destruido Muro de Berlín, y que todavía expresan muchas de las protestas políticas que acompañaron al muro cuando permanecía intacto.

Arte de El Bocho.
Fuente:  https://elbocho.net/tag/berlin/

2. Tel Aviv

Arte de Dede.
Fuente:
http://www.brooklynstreetart.com/theblog/wp-content/uploads/2013/04/brooklyn-street-art-Dede-yoav-litvin-tel-aviv-04-13-web-9.jpg

Israel tiene en sus calles muestras de arte que expresan su cultura e historia social y política. Así lo muestra el Graffiti Tour que ofrece Tourist Israel, que lleva a sus participantes en un recorrido guiado por lo mejor del street art de la ciudad en calles populares y también escondidas de Tel Aviv. Una forma única de acercarse a la ciudad y a su comunidad descubriéndola a través de su arte. El tour empieza en el barrio Florentín, ideal por su cercanía con grafitis de nativos de Tel Aviv como Dede y MAS 972.

Arte de MAS 972.
Fuente: https://www.urbacolors.com/en/photo/56e423a3d458f92ad2b39148

3. Nueva York

Arte de Bushwick Collective.
Fuente: https://www.reddit.com/r/Graffiti/comments/9vccb3/at_the_bushwick_collective_brooklyn/

Además de haber visto nacer al graffiti como lo conocemos ahora, con artistas reconocidos como Haring y Basquiat, esta ciudad es el espacio de gestación de múltiples artistas urbanos que encuentran en sus calles el lugar perfecto para darse a conocer. Por esto, una visita a la gran manzana requiere pensar en hacer al menos uno de los casi cientos de Graffiti Tours que ofrecen los diferentes sectores de Nueva York. Free Tours by Foot recoge en su página los mejores Tours para descubrir el street art de la ciudad en Brooklyn y Manhattan, así como algunos talleres sobre graffiti que también pueden interesar a quienes quieran aprender más sobre este tipo de arte.

Los Tours incluyen información sobre el contexto y la historia de los diferentes graffitis, algunos acompañados de artistas que explican las diferencias entre los diversos tipos de arte urbano y la forma en que este arte interactúa con la ciudad y sus habitantes. Durante el recorrido, los participantes del tour podrán ver street art de Skewville, Fumero, Buff Monster y el Bushwick Collective, que recoge arte de los mejores grafiteros en una de las mayores áreas industriales de Brooklyn. Esta es una forma única de conocer lugares no tan populares de Nueva York que atraen cada vez a más artistas a sus calles, y con esto a más viajeros que quieren explorar la ciudad de formas nuevas.

Arte de Skewville.
Fuente: http://www.brooklynstreetart.com/tag/street-files-biennial/

4. Sao Paulo

Arte de Kobra.
Fuente: Fotografía de Rom Levy https://streetartnews.net/2014/02/eduardo-kobra-thinker-sao-paulo-brazil.html

En el corazón de Sao Paulo se encuentran las mejores expresiones del arte urbano de la ciudad. Brasil es conocida por ser la cuna de varios artistas del graffiti reconocidos en el momento, como Kobra y Os Gemeos, por eso no es de extrañar que Sao Paulo, una de sus superficies urbanas más grandes, sea el lugar perfecto para explorar esta faceta artística del país.

Concrete Jungle Walking Tours es consciente de lo anterior y por esto ofrece un Tour del Graffiti enfocado en el centro de la ciudad. Su recorrido a pie de casi dos horas incluye a la calle Republica y a la avenida Sao Joao. Durante el recorrido el guía habla de la historia del street art en Brasil y de la vida de sus artistas en la ciudad, sin olvidar la forma en que su arte interactúa con todos quienes transitan las calles en que se encuentran.

Arte de Os Gemeos.
Fuente: Fotografía de Duncan Cumming http://www.duncancumming.co.uk/photo.cfm?CFID=8b33b295-6d6e-4164-a555-4f716e531b26&CFTOKEN=0&photo=5919

5. Londres


Fuente: Fotografía de Alex Lacey https://www.guidelondon.org.uk/blog/around-london/top-10-facts-about-street-art-in-london/

No hay mejor lugar que la capital de Inglaterra para conocer la historia actual del graffiti, ya que se presenta como el escenario de uno de los artistas más interesantes y misteriosos del arte urbano: Banksy. Un viaje a Londres quedaría incompleto sin al menos poder ver uno de los graffitis realizados en stencil de este artista, y de paso otras muestras de arte de otros artistas que rodean la ciudad.

Para conocer a Londres desde el arte de sus paredes, Get Your Guide ofrece diferentes tipos de tours con opciones y precios de todo tipo. Unos enfocados en caminar otros en montar bicicleta, tours grupales o privados en el East End de la ciudad o lugares más escondidos. Las personas interesadas pueden escoger entre esta amplia oferta cuál se ajusta más a sus deseos o necesidades. Lo importante al momento de escoger es que el tour incluya al menos un graffiti de Banksy, ojalá adicional al tradicional de Pulp fiction en Old Street Tube Station.

Arte de Banksy.
Fuente: Fotografía de Bruce Krasting https://en.wikipedia.org/wiki/Pulp_Fiction_(Banksy)#/media/File:Banksy-graffiti-street-art-pulp-fiction_(7003771177).jpg

BONUS: Los 2 mejores Graffiti Tours en Colombia

1. Medellín

Fuente: https://la.network/graffitour-medellin-historia-estetica-e-identidad-de-la-comuna-13-galeria/

Colombia ofrece calles cambiantes con arte cada vez más grande y elaborado, que no solo conecta con lo que ocurre en la ciudad sino que también ayuda a embellecer barrios que por múltiples circunstancias habían sido olvidados. Este es el caso de la Comuna 13 en Medellín, antes conocida por sus altos niveles de criminalidad, ahora es el escenario de los mejores murales de arte urbano. La mayoría de sus artistas han surgido de sus mismas calles y han encontrado en el arte una forma alterna de habitar la ciudad.

El Tour que ofrece Toucan Cafe es guiado por los miembros del colectivo Casa Kolacho y ofrece una visión única de la esperanza y la oportunidad de paz que ofrece convertir al barrio en una oportunidad para crear. Además, el precio que se paga va directo al colectivo y contribuye a que puedan seguir creando arte en las calles de Medellín, lo que garantiza que además de observar el arte va a ayudar a que se cree mucho más.

2. Bogotá

Fuente: https://www.radissonred.com/blog/art/street-art-in-bogota/

La capital de Colombia se ha convertido en uno de los mayores exponentes del graffiti, no solo del país sino del mundo, con artistas locales de exportación y extranjeros que han decidido hacer de las calles colombianas parte de su arte. Por eso es posible encontrar arte de colombianos como Toxicómano, Ceroker, Green Amarilla y Dast, pero también de otros grafiteros reconocidos como Pez.

El lugar en Bogotá para ir a la fija en cuanto a las muestras más recientes de street art es La Candelaria, un barrio lleno de historia que recoge en sus calles el contraste de la arquitectura colonial y el arte urbano moderno. En Trip Advisor es posible encontrar las mejores ofertas de Graffiti Tours en la ciudad, generalmente a pie o en bicicleta. Además, quien da el tour acompaña a cada graffiti de historias y anécdotas sobre el significado que el street art ha cobrado en Bogotá. Definitivamente, es una forma única de comprender a la capital colombiana y a sus ciudadanos, que incluyen a los artistas locales que quieren dejar una huella en esta urbe de cemento.

Si es amante del arte, o lo es ahora tras leer las opciones de Graffiti Tours alrededor del mundo, ojalá que en su siguiente viaje aproveche y se atreva a conocer su destino mediante sus artistas y las obras que dejan plasmadas en la calle. Una idea única para disfrutar las vacaciones y explorar el mundo desde otra perspectiva: la del arte que habita en él.

5 grafiteros actuales que dejan en alto al arte urbano

Lo que llamamos graffiti, “rasguño” en italiano, es lo mismo que en la edad antigua se conocía como pintura rupestre: marcas escritas o dibujadas en diferentes paredes.

“Rayar las paredes” puede sonar como algo que tu tía diría para designar despectivamente a una tradición que viene desde tiempos muchos más antiguos que ella. De hecho, lo que llamamos graffiti, “rasguño” en italiano, es lo mismo que en la edad antigua se conocía como pintura rupestre: marcas escritas o dibujadas en diferentes paredes, generalmente del espacio público, que transmiten un mensaje a la comunidad, funcionan como protesta o son una forma de decorar y llenar de arte cada lugar. 

Sin embargo, el graffiti como lo conocemos ahora: una parte intrínseca de la ciudad, solo alcanzó este estatus hasta los años 70, cuando en Nueva York la cultura del Hip Hop y del arte se encontraron en el ambiente urbano. Realizado con rotuladores y pintura, este tipo de street art empezó a llenar Nueva York desde el metro subterráneo hasta llegar a todas las calles. Dos de sus mayores precursores fueron Keith Haring y Jean-Michel Basquiat, Neoyorquinos de nacimiento y creadores del tipo de graffiti que después evolucionó a una forma de arte popular.

Haring empezó a plasmar sus dibujos en el subway, siluetas de figuras humanas y animales que empezaron como un performance y se convirtieron en su marca personal. Tanto así que Haring llegó a crear su propia tienda temporal, o lo que ahora conocemos también como pop shop, donde no solo vendía sus diseños sino productos derivados de él, como mugs y camisetas. Pero además de su visión comercial del arte y de sus relaciones con los círculos de la cultura popular americana de la época, una de las características que hicieron de Haring uno de los mejores exponentes del graffiti, como forma de expresar y comunicar a través del arte, fue su papel como activista en diversas causas socio políticas, en especial dentro de la comunidad LGBT+, a la que pertenecía.

Por su parte, Basquiat comenzó haciendo graffitis a dúo con la firma de SAMO y su corona insignia. Con su arte hacía una forma de protesta de la sociedad de la época a partir de mensajes sarcásticos y posteriormente dibujos significativos relacionados de cerca con su ascendencia haitiana, puertorriqueña y afro. Por eso, es común ver en sus obras, las que hacía en la calle y las que después lo llevaron al mundo de las galerías de arte, figuras afroamericanas de alta importancia que el mismo Basquiat coronaba por medio de su creación.

En latinoamérica, el graffiti no puede ser separado de una forma de arte que surgió en el México del siglo XX con la revolución mexicana: el muralismo. Los murales de artistas como Diego Rivera y José Clemente Orozco expuestos en las paredes más significativas de México DF mostraban los ideales de la revolución y buscaban educar al pueblo sobre la historia mexicana.

La unión de causas sociales y arte, ideales del muralismo y del graffiti, continúa en la actualidad pero con mucha más popularidad que antes. Ahora no es extraño ver obras de arte tan complejas como las de los museos elaboradas en las paredes de todas las grandes ciudades, ya no solo como firmas de personas anónimas sino también como pinturas únicas que surgen en la volatilidad de la ciudad y después son reemplazadas de igual forma. Esta aceptación cada vez más amplia del arte urbano ha llevado no solo a que se expanda sino a que se comercialice más fácil, tal como lo aprovechó Haring en su tiempo. Por eso, ya no es extraño pensar en el graffiti como arte urbano y en sus creadores como artistas reconocidos.

La unión de causas sociales y arte, ideales del muralismo y del graffiti, continúa en la actualidad pero con mucha más popularidad que antes.

Entonces, la próxima vez que tu tía se queje de cómo rayan las paredes, puedes darle una lección de historia, con el ejemplo de estos artistas famosos que vamos a presentar a continuación y que han comenzado en las calles pero han llegado a ser ampliamente reconocidos por sus rayones:

5. El Pez

Este artista urbano, nativo de Barcelona, descubrió que lo que conecta a todo el mundo sin importar los idiomas es sonreír. Así nació su icónica firma: un pez sonriente que recorre el mundo en pequeñas paredes o en murales enteros que no solo se quedan en España sino que llegan también a las principales ciudades de latinoamérica. Pez todavía nada entre las calles y las paredes, pero también tiene su propia tienda con su firma y ha tenido contratos con grandes empresas para crear diseños únicos o murales especiales.

4. Ceroker

Colombiano de nacimiento y crianza, Camilo Ernesto Gordillo mejor conocido como Ceroker ha desarrollado un estilo particular que se puede observar en varias de las calles de Bogotá. Comenzó en su adolescencia dibujando en su barrio cosas sencillas. Su estilo, sin embargo, ha cambiado a lo largo del tiempo y ahora trata un plano 2D con paletas de colores únicas que le dan su firma particular. Generalmente planea sus diseños y después los plasma en grandes muros con ayuda de más personas, porque considera que ser artista urbano de grandes superficies es un trabajo que no tiene que hacerse solo. Así llena los espacios locales de colores y rostros cercanos pero novedosos cuando se presentan en el estilo de Ceroker.

3. Eduardo Kobra

Comenzó en las calles de Brasil con graffitis que no solo iluminaban los diferentes barrios del país con colores, sino que también mostraban las caras de las personas de cada comunidad de una forma única. Gracias a sus grandes murales, el arte de Kobra permite hacer una crítica social mientras ayuda a las comunidades donde pinta. El uso repetido de rostros también crea una sensación de una obra que mira e impide que quien la observa sea indiferente. Así, sus murales responden e interpelan la vida de cada persona que transita la ciudad, lo que hace que se conviertan en parte indispensable de cada micro sociedad.

2. Vhils

Artista portugués que supo interpretar de manera cercana el origen de la palabra graffiti, ya que sus intervenciones en las paredes son rasguños literales que al final generan obras de arte a partir de quitar pedazos de la superficie que trabaja. Vhils destruye para crear, y así la ciudad se vuelve su materia prima, su inspiración y quien impone las reglas al momento de producir su arte. El contraste que logra conseguir a partir de esto es lo que genera paredes con rostros únicos, creados completamente con lo que lo rodea. Haciendo que cada mural sea una respuesta a la vida cotidiana de cada comunidad.

1. Banksy

Banksy rescata la idea de Haring del graffiti como performance mientras conserva un aire crítico que hace que cada nuevo graffiti responda a un suceso específico en la sociedad.

No es de extrañar que uno de los grafiteros más conocidos en la actualidad sea Banksy, cuya presencia efímera y anónima no solo ha generado un gran misterio, sino que le ha permitido realizar graffitis intrépidos en lugares inesperados y con mensajes satíricos contra la sociedad y la política actual. Tal vez es este aire de misterio lo que hace de Banksy uno de los mejores exponentes del arte urbano, no solo porque conserva todas las características claves de su origen: escritura y dibujos con un mensaje y una idea de protesta detrás, sino porque su interés en el público es tan alto que ha hecho que el arte clásico se interese más en el arte urbano y su valor comercial. Banksy rescata la idea de Haring del graffiti como performance mientras conserva un aire crítico que hace que cada nuevo graffiti responda a un suceso específico en la sociedad.

Es por esto que Banksy es la muestra perfecta de la unión del arte con la vida cotidiana. Ninguno de sus graffitis es hecho al azar o sin un significado particular para sus espectadores. Por el contrario, los mensajes de sus stencils son tan fuertes que generalmente causan revuelo cuando aparecen y terminan por interactuar con la vida de cada persona que habita el área urbana. Adicional a esto su carácter de anonimato hace dudar del carácter de autoría de arte y al despersonalizarlo lo hace más colectivo, por eso no es extraño sentirse más aludido por su arte, porque así como no es de nadie, puede ser de todos.

Su misma elección del stencil como herramienta para realizar sus graffitis responde a la relación que todavía tiene el arte urbano con las autoridades que en muchas ciudades lo consideran ilegal. Usar stencils permite hacer los dibujos más rápido y así evitar ser capturado infraganti. Todo esto hace de Banksy la definición propia del arte urbano, esa contradicción entre el interés de la mayoría de la gente, su potencial comercial y la paradoja de que todavía sea un tipo de arte fugaz e ilegal, que intenta decir verdades incómodas mientras decora la ciudad e interactúa con sus habitantes.

Todo esto hace de Banksy la definición propia del arte urbano, esa contradicción entre el interés de la mayoría de la gente, su potencial comercial y la paradoja de que todavía sea un tipo de arte fugaz e ilegal.

Tal vez, tu tía tenía razón y son solo rayones en las paredes. Rayones que han causado y continuado revoluciones, que han despertado la discusión pública, que han resaltado comunidades, embellecido otras, y que se han convertido en piezas únicas de arte que han llegado a participar del mercado del arte hasta generar unas de las ventas más altas en subastas especializadas. Son rayones, pero rayones que le ponen arte a nuestras vidas y que dan de qué hablar.

Nuestra primera subasta on-line

Julio 2 – 4 de 2019. Artrade, la galería digital más grande de Colombia, presenta su primera subasta de arte virtual. Una oportunidad para adquirir las mejores obras de artistas emergentes colombianos a precios asequibles, cuya puja inicia desde $97.000.

A partir de este 2 de Julio, Artrade pondrá en puja las obras de 15 artistas emergentes en su plataforma digital. La subasta digital estará abierta hasta el 4 de Julio a media noche, donde quienes presenten la puja más alta por cada obra, podrán adquirir una pieza única de arte colombiano.

Los artistas han sido especialmente seleccionados dentro de los cientos de artistas con los que ahora cuenta Artrade.co. Entre ellos se encuentran: María Isabel López, especialista en retratar objetos y espacios cotidianos colombianos; Green Amarilla, artista urbana; Sylvia Barrero, artista y cofundadora de Artrade; Misspex Ceramics, con piezas únicas de cerámica; Juliana López, con la muestra de escultura, y artistas abstractos como Juan Gabriel Pérez, Maria Carolina Sandoval, Lola Castello, entre otros.

Los cuadros, esculturas y cerámicas varían en tamaño, desde opciones pequeñas hasta de gran tamaño, en óleo, acrílico, acuarela, madera y acero, y un precio que resulta llamativo, ya que el precio de algunas obras va desde los $100.000 como puja inicial. Esto con la idea de promover uno de los principales objetivos de Artrade: hacer que más hogares y espacios estén llenos de arte original, colombiano y de artistas jóvenes.

Así lo viene logrando desde el 2015 con su plataforma digital Artrade.co en la que ofrece más de 1000 cuadros únicos a precios asequibles a todo quien quiera llevárselos para decorar su espacio. Con el apoyo de proyectos como CapitalTEC y Apps, Artrade se ha posicionado como un emprendimiento que además de ofrecer cuadros por internet, ofrece retratos por encargo, listas para regalos de matrimonio y asesorías personalizadas. Ahora realiza envíos a toda Colombia y busca posicionarse como la galería más grande de latinoamérica, llevando el arte colombiano a muchos más lugares.

Subasta On-Line

Fecha: Martes 2 al Jueves 4 de julio del 2019

Lugar: Plataforma digital de Artrade: https://artrade.co/categoria-producto/subastas/

Hora: Va hasta la media noche del 4 de Julio.


Mayores informes:
Ana Lemoine Latorre

Artista y Co-fundadora

+57 (310) 219 16 80

Sylvia Barrero

Artista y Co-fundadora

+57 (311) 5226017

5 preguntas que resolver antes de adquirir cuadros decorativos

¿Qué tan importante es la ubicación, el tamaño, el estilo y el significado emocional de los cuadros decorativos al momento de comprar arte?

¿Por qué nos atrae tanto el arte abstracto?

Qué características del arte abstracto nos llaman tanto la atención al momento de comprar arte. Tanto cuando éramos niños, como ahora cuando como adultos, buscamos pinturas, cuadros y dibujos que no responden a la razón.

Artrade en el Festival del Libro Parque 93

Artrade estuvo en el Festival del Libro Parque 93 alegrando a sus visitantes con caricaturas y cuadros realizados en vivo por nuestros más de 20 artistas que estuvieron dibujando pequeños cuadros para todos. ¡Consigue el tuyo aquí!

¡Artrade se rediseña!

Artrade se rediseña para que comprar arte sea muy sencillo y para que puedas decorar tus espacios con los cuadros más originales y accesibles a todos.